Técnicas

Método bumping

Es un sistema muy popular también, ya que es de técnica rápida y fácil. Cuando nos encontramos con una puerta que ha estado por bastante tiempo cerrada y cuando se presentan emergencias en las cuales es preciso abrir de manera urgente una puerta se utiliza este sistema. Es sencillo en cerraduras de calidad pobre, antiguas y económicas, que funcionan con llaves muy antiguas, cuando estas no cuentan con ninguna protección. Es de importancia contar con una llave bumping para realizar la apertura y conocer la forma de utilizar la misma, para no dañar el cierre interno y que pueda volver a cerrarse correctamente. Este elemento encaja a la perfección en las cerraduras más comunes que se pretenden forzar y se tiene que introducir a una profundidad aceptable que permitirá su giro.

Bumping

Una vez que la llave encaja perfectamente en el interior del cilindro, es vital alinear todos los pistones al mismo tiempo para que el cierre sea desbloqueado haciendo un simple movimiento. La clave está en oír con detenimiento cada uno de los chasquidos que se van generando en el interior de la cerradura, cuando se inserta esta llave bumping que consigue levantar los dientes internos para caer en el corte posterior, por lo cual es preciso levantar muy bien la llave y empujar con la presión adecuada.

 

La cerradura procede a abrirse cuando se golpea y se gira la llave, para lo cual será necesario un mazo martillo preferiblemente de goma. La fuerza producida por este golpe conseguirá hacer que los pistones del cilindro giren ya que los mismos descansan en el seguro. Este golpe abrirá la zona baja, que alcanza luego a la zona de la parte superior que abre el seguro al moverlo. Cuando se levantan los pistones de la parte superior se abre la cerradura inmediatamente, pero para ello pueden necesitarse varios intentos.

  Resumen

Soluciones

Cerrajero Alcorcón le ayuda con los problemas de cerrajería, contamos con técnicas especializadas.